Original y tragicómica la novela ganadora del III Concurso Internacional de Novela Contacto Latino

en

Complot_para_matar_a_Cover_for_Kindle (1)Esta semana se lanzó “Complot para matar a un nini”, la novela ganadora del III Concurso Internacional de Novela Contacto Latino. Escrita por el reconocido autor mexicano-español Joaquín Guerrero-Casasola y publicado por Pukiyari Editores, el libro ya está a la venta en físico y digital a nivel mundial.

En “Complot para matar a un nini”, Yago, un joven de 17 años, como tantos otros, no encuentra su lugar en un mundo que le exige ser productivo, pero que para ayudarlo le ofrece salidas absurdas y contradictorias. El desdeñoso mote que recibe, acuñado por su familia disfuncional, y muchas veces reafirmado por los medios de comunicación y los propios gobiernos es el de “nini” (ni estudia ni trabaja). Asistente en una funeraria de medio pelo, ayudante de portero en un edificio, y hasta traficante de fármacos, serán los caminos que recorra Yago en la búsqueda de aceptación y reconocimiento. En ese periplo conocerá personajes disparatados y vivirá situaciones tragicómicas, a riesgo de que el camino se convierta en un laberinto sin salida ni retorno.

“Resulta una experiencia verdaderamente subyugante dejarse empapar en la sugerente magia que se desborda paulatinamente, con una pulcra cadencia casi inaprensible incluso para las más avezadas y exigentes sensibilidades, de la lectura de “Complot para matar a un nini”. Más allá de una trama electrizante y poderosa, siempre tan cautivadora y de agradecer, o de una perfecta simbiosis –lograda con sutil precisión y no sin ciertas dosis de neorrealismo mágico de temática social– entre una arquitectura narrativa y contextual de profunda riqueza y un estilo fulgurante y más que vertiginoso, que a todas luces nos incita a abandonarnos a la aventura y a la trama sin matices, cabría hablar, ante todo, de una historia de trasfondos personales, de submundos inexplorados o de arrebatadoras intrahistorias que se solapan en una inimaginable amalgama de sensaciones y diálogos sobrevenidos en los que se revela y se termina reconociendo, no sin cierto pudor, el propio lector desnudo frente a sí mismo y frente al rompeolas de sus recuerdos, de su conciencia o, si cabe, de sus más fugaces desengaños. Es decir, frente al abismo cotidiano de sus íntimas soledades. Novela total, de libérrimas y evocadoras emociones y acaso de tentaciones también, puramente catártica para los lectores de paladares exquisitos, que irremisiblemente lleva –nos lleva– a navegar por las procelosas aguas siempre cristalinas de la alta literatura”, dijo Luis Miguel Helguera San José, escritor y juez del concurso.

DSC_0122Entrevista con Joaquín Guerrero-Casasola

Con una carrera en literatura bastante galardonada, ¿qué significa para ti haber ganado el Concurso Internacional de Novela Contacto Latino 2015?
Es refrescante ganar un concurso en una editorial como Pukiyari Editores, porque es una editorial transparente, viva, pujante, y teniendo todas esas cualidades me hace sentir que mi literatura también las tiene.

¿Por qué debemos leer “Complot para matar a un nini”?
Los llamados ninis han sido criminalizados. Es el típico caso donde un sistema crea una situación irregular y luego la señala con el dedo acusador, como si no la hubiera parido, creo que zambullirse en mi novela puede ser divertido, catártico y estoy seguro de que al cerrar el libro no se puede volver a ver a los ninis de la misma manera, al menos no con burla ni indiferencia.

¿Cómo mides tu éxito como escritor?
La mayoría de los escritores que conozco -muertos y vivos- nunca están satisfechos, siempre quieren encontrar la novela total, pero como en “Los amorosos” de Sabines, están condenados a nunca encontrar, y si encontraron quizá nunca lo sepan. En medio de todo eso está el éxito, canto de sirenas.

En este mundo de millones de voces, ¿la originalidad todavía existe?
Es algo que me he preguntado y que confieso me atormenta. La literatura es como un gran banquete al que toda pluma fue invitada, sólo que había que hacer cola para entrar. Los del siglo XX fueron unos glotones, siento que a los siguientes nos tocaron las sobras del banquete. Yo, como muchos, quisiera encontrar algo que aportar en vez de repetir la misma canción en otro tono. Ojala lo consiga, y si no mala suerte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *