Realismo mágico y costumbrismo viven en “La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe”

en

La_iluminada_muerte__Cover_for_KindleDice Ani Palacios, presidente de Pukiyari Editores, que uno de los objetivos de su empresa de servicios editoriales es mantener viva y boyante la buena literatura en el idioma castellano, y explica que una de las maneras de contribuir a que esto ocurra son los dos concursos internacionales de literatura que la firma lleva a cabo anualmente.

“Cuando esta novela con título original “De mala prosapia” llegó a mis manos y leí sus primeras páginas quedé enganchada. Encontré un sabor reminiscente de los grandes de la literatura latinoamericana de fines del siglo pasado que me incitó a continuar leyendo. Sabía que en mis manos tenía un libro de un autor que tal vez era desconocido en ese momento, pero a quien nuestro IV Concurso Internacional de Novela Contacto Latino, auspiciado por Pukiyari Editores, podría reconocer”, expreso Ani Palacios.

Junto con docenas y docenas de manuscritos, esta novela con auténtico sabor costumbrista colombiano pasó de las manos de Pukiyari a la de los jueces, para su evaluación y deliberación.

Uno de los jueces, el escritor español y juez Luis Miguel Helguera San José, valoró esta novela en primer puesto durante la primera ronda de selecciones. Helguera San José escribió al respecto: “Muy buena novela, cerrada y diferente, en la línea del realismo mágico y muy bien narrada, historia familiar de raíces profundas con ecos de Orwell (1984), de misteriosos submundos con una estructura aparentemente sencilla, pero que al acabar la novela se aprecia que está concebida como un todo. Muy buen trabajo”.

“De mala prosapia” no llegó a alcanzar el galardón máximo del concurso, pero quedó finalista, y es así como regresó a Pukiyari para su publicación.

La obra se rebautizó “La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe”, un título que honra su estirpe y expresa añoranza de una literatura trabajada palabra por palabra, con manos de artesano, como la que regala Wilson Rogelio Enciso.

La idea es sencilla: El abogado Villarte y el curandero Iluminado indio Guarerá fraguan una estrategia para apoderarse del patrimonio del iletrado gamonal Marco Aurelio Mancipe cuando éste, afectado por una sensación de muerte, acude al despacho del jurisconsulto para hacer su testamento. Lo que acontece entre estos tres es lo que lleva a la historia a extremos que parecen tomadura de pelo; pero en el entorno de la novela todo va, y hasta parecería la revancha del universo contra Mancipe, quien además de controlar su región por las buenas o por las malas, ha procreado bajo “contrato” con su padre, y para que él y su díscola esposa recibieran cada vez más grandes y mejores propiedades, cinco engendros; cada cual con monstruosos hábitos y extravagantes prácticas.

Cerrando y apretando cada vez sobre su marca, Mancipe, el Iluminado le hace consumir pútridos brebajes, seguidos de remedios de corta intervención, que lo van matando de a pocos. Asimismo, envía a su pueblo a los inescrupulosos “Servidores de la Iglesia de Dios”, quienes, basándose en la fe y en augurios subcontinentales, no solo hacen que el pueblo acuda al “Templo de Asistencia Espiritual Gratuita” en donde se les alela, sino que tejen una filigrana de rumores sociales que genera anodinos e interminables conflictos.

«La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe» se puede encontrar a la venta en físico y digital en los diversos Amazon a nivel mundial. Pronto estará también en Barnes & Noble, Books and Books, y Books a Million; así como selectas librerías en Latino América, incluyendo Librería de la U en Colombia, y Tematika, Jenny, El Ateneo en Argentina y otras.

WILSONUna conversación con el autor, Wilson Rogelio Enciso.

¿Consideras a tu novela como una continuación del legado del realismo mágico?

Busco que cada personaje involucrado en mis obras sea una copia hecha “a imagen y semejanza” de los habitantes “tipo” del subcontinente; concepto este último que utilizo para denominar a los países en perenne estado de “desarrollo”, en particular a los suramericanos, de donde más a mano obtengo la materia prima para componer mis frases de nostalgia social.

A cada una de estas creaciones literarias, además de carne y huesos, las doto con comportamientos propios de la cotidianidad subcontinental. Les doy vida y las animo con esa tan latina y tropical conducta que fragua con encantador y fructífero pincel, desde luego, realidad y sortilegio; afán y miedo; tristeza y fandango; desigualdad, pobreza y riqueza; moral, corrupción y política; falsedad, engaño y perdón; crueldad y dulzura; amor, traición, canto, folklor y poesía; religión, pecado, miedo y salvajismo; subdesarrollo, inseguridad, malicia, inmunidad e impunidad… y todo a la vez, pero nada a la vez.

Entonces, si se le puede llamar realismo mágico a tal fragua de olores, colores y sabores sociales subcontinentales que ululan en las páginas de esta y todas mis obras, esta, y todas mis obras, tal vez, serían una continuación de ese inmarcesible e icónico legado literario.

En lo personal, y respetando profundamente a los inalcanzables, a los gigantes, a los maestros que representan ese bello movimiento, como lo son, entre otros: mi Gabo del alma, Asturias, Rulfo y, por supuesto, la voz de mi conciencia poética literaria: Neruda, soy más amigo de inscribir mis obras como frases de nostalgia social subcontinental.

Cuéntanos qué te inspiró a escribir esta obra.

Para poder responder con objetividad esta pregunta, me obligo a develar una primicia, de manera parcial y ofrezco disculpas por tal parcialidad, espero ser entendido…

Como parte fundamental de un todo, “La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe” es un piñón básico, de los más grandes, entre los que integran mi propuesta literaria.

Entonces, ensamblando esta respuesta con la primera que di, “La iluminada muerte…” engrana con otras novelas; y todas, al unísono, responden dinámica, integral y gradualmente la pregunta que me haces: Lo que me motiva a escribir es la ¡Nostalgia social!, como lo cantan en esta novela, con llanto de patria, los trillizos Cifuentes Cifuentes, a través de sus redenciones nacionales, en particular, en aquellas donde se refieren al amorfismo del intelecto y al desapego patrio… y que pese a tal inexorable cataclismo nacional; encarnado y provocado por malévolos ilustres como el Iluminado Guarerá y el intocable expresidente Uribia Morales, entre otros; ellos, los trillizos, como su abuelo Olegario Arturo Mencino y el padre Alirio, se empeñan en hallar y proponer soluciones…

¿Por qué debemos leer “La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe”?

Bueno, además de ser divertida y ágil de leer, trae una propuesta que espero que los lectores extraigan capítulo a capítulo, y hagan uso de ella, si a bien tienen, por supuesto.

Y no solo esto, los temas ahí tratados son de perenne y universal vigencia. No se extrañe, querido lector, do quiera que se encuentre, do quiera sea su nacionalidad, por nacimiento o herencia, que entre aquellas creaciones literarias usted encuentre familiaridad, o como mínimo vecindad.

Es muy posible que usted se identifique con algunos de aquellos, o caracterice a alguien; o reconozca en la intimidad de su lectura que ha sido objeto, o puede serlo, o es gestor, de particularidades allí tratadas.

Difícilmente usted, admirado y respetado lector, va a pasar desapercibido o inadvertido entre la cofradía de personajes de “La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe”; bien por acción, bien por sustracción. Es difícil precisar en qué momento el autor se va a referir a usted, o, lo que es más interesante, salta de la página y entraba una discusión con su conciencia o su forma de ser o ver las cosas en el contexto en el que se encuentra.

¿Qué es lo que ha cambiado para ti como escritor desde que recibiste la noticia de ser finalista en el IV Concurso Internacional de Novela Contacto Latino?

Como escritor, ¡todo! Dado que, a tal pasión, antes del anuncio de Contacto Latino y Pukiyari Editores, le dedicaba un mínimo de tiempo y efervescencia, comparado con el trabajo formal, el de toda una vida. Es así que durante cuarentaicinco de los cincuentaisiete años que tengo, escribir como tal lo hacía de manera esporádica, en algunos ratos libres dentro de los que dejaba los afanes laborales y hogareños, así como a hurtadillas en horas de trabajo cuando me asaltaba la impertinente inspiración y era imposible resistir la construcción de algunas frases de nostalgia social, que de no capturarlas en flagrancia, podrían encaminarse a lontananza, de donde luego era más dispendioso arrancarlas sin lastimarlas.

Pese a ello logré garabatear seis novelas y dos compilaciones de narraciones románticas, desde luego, todas con abrojos. Lo cual no fue obstáculo para hacerlas participar en veintiséis concursos a lo largo y ancho de la geografía internacional, recibiendo siempre como respuesta el más caro premio: el frío e ignoto silencio del correo, cual: “El coronel no tiene quien le escriba”; excepto en uno, este año: El IV Premio Internacional de Novela Contacto Latino, cuando me informaron, primero, que estaba entre las veinte finalistas y, luego, que había quedado finalista.

En ese momento, con esos dos correos de Ani Palacios, presidente de Pukiyari, y con el irrestricto apoyo de Omaira, mi amada esposa, todo cambió. Decidí desempolvar mis garabatos de nostalgia social y, arrancando con “De mala prosapia”, nombre original de “La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe”, iniciar la etapa final. Para ello entendí que le tenía que quitar los abrojos a mis letras, y qué mejor que la propuesta de edición que me hizo Pukiyari Editores; cuyo resultado hoy está materializado con la publicación de esta obra.

¿Para dónde apuntan tus nuevos proyectos?

Como quiera que desde cuando inicié este oficio tuve en mente escribir para ser leído, por encima de cualquiera otra pretensión, puedo resumir esta pregunta manifestando que mi proyecto literario tiene tres actividades concretas:

  • Depurar mis escritos, bien sea para seguir en la ardua brega de los concursos literarios, o en la labor de irlos publicando.
  • Continuar escribiendo hasta completar la filigrana literaria que he esbozado a lo largo de esta entrevista.
  • Por último, dejar un legado para que tras “El frío del olvido”, siga siendo leído. Actividad esta última que iniciaré en vida, haciéndole llegar a cada biblioteca y escuela subcontinentales, comenzando por mi país, ejemplares de mis obras que vaya publicando. Labor esta que iniciaré al llevar “La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe”, este año, a la biblioteca municipal y a las escuelas de Chaguaní Cundinamarca, Colombia, de donde soy oriundo.

 

Plural: 3 Comentarios Añadir valoración

  1. Buenos dias, felicitaciones al autor dr Wilson Rogelio Enciso,este es el fruto de la constancia, perseverancia, , de un sueño que se convierte en realidad, dónde los lectores seran
    sus critidediccriticos y fanáticos que le ayudarán a construir y perfeccionar su ideal,bendiciones para que siga cumpliendo sus objetivos y metas.
    Cordialmente
    Sonia Criollo Alejo

    1. Wilson Rogelio Enciso dice:

      Gracias, doctora Sonia Criollo, sus palabras me animan y se vuelven un reto.
      Wilson

  2. Gracias, doctora Sonia, sus palabras me motivan y se me convierten en retos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *