Feria del Libro Ohio 2017: Angelina Peraza y la voz de los susurros

en

“La voz de los susurros” es la primera novela de Angelina Peraza, en ella su personaje Sofía Santo inicia un periplo que comienza en Canadá, pasando por Italia y Venezuela donde debe dar el último adiós a su padre moribundo. Pero no viaja sola, sus miedos y alucinaciones la acompañan y serán estos los que la harán confrontarse a sí misma. Este viaje tanto físico como espiritual, podría significar la liberación de Sofía, si ella logra manejar los hilos de esta fascinante historia, en donde la muerte tiene un papel principal. Pero ¿será capaz de salir de su propio laberinto? El lector no podrá ni siquiera imaginar las situaciones que Sofia debe enfrentar manejando sus dos mundos paralelos: el mundo material que todos ven y el mundo espiritual, que solo ella ve, y en donde le habla la voz de los susurros.

Cuéntanos acerca de empezar tu carrera como escritora
Mi carrera de escritora comienza por el amor a la lectura. Desde muy joven me ha gustado mucho leer. Ese enamoramiento por los libros hizo que yo soñara con escribir un libro algún día, con esa inquietud en mi corazón transcurrió mucho tiempo hasta que me vine a vivir a Canadá, país que me brindó la oportunidad de convertir ese sueño en realidad. Al llegar aquí en el año 2005, decidí, junto a mi esposo, que en lugar de revalidar mi carrera como economista me iba a dedicar a la escritura y a la crianza de los hijos que planeábamos tener. Al poco tiempo de haber llegado tomé el curso Crafting a Novel en el Sheridan College y comencé a esbozar una novela, ya estaba embarazada de mi primer hijo. Pero fue a raíz de la muerte de mi padre en el 2007, que yo caí en una fuerte depresión, y un año después de su muerte, embarazada por segunda vez, fue cuando comencé a escribir “La voz de los susurros”. A través de la escritura de esas páginas pude transformar el dolor de la perdida de mi padre en esperanza y luego en la determinación de escribir un libro que hablara sobre la muerte, el cual resultó un canto a la vida. La novela la terminé de escribir en el 2015, en ese año tomé el taller de Escritura creativa en español en la Universidad de Toronto. “La voz de los susurros” fue publicada en Ottawa en mayo del 20016. Ese mismo año me invitaron a participar en una antología de cuentos, junto a once escritores hispanoamericanos, llamada “Historias de Toronto”, “Union Station” es el título de mi cuento, el libro fue lanzado en Toronto en diciembre del 2016. A mediados de junio de este año, salió publicada en Ottawa otra antología, “La cola del cerdo” en donde participo con un cuento llamado “Su nombre era…”. Ahora estoy sumergida en la escritura de mi segunda novela.

Explícanos en dónde encuentras tus ideas
Las ideas las encuentro en mi vida, en la vida de otros, en mi entorno, en mi imaginación, en una fotografía, en algo que leo… En fin, ideas encuentro por todas partes. Soy muy buena observadora y eso me ayuda mucho para escribir. Al escribir fusiono realismo y espiritualidad; romanticismo y sensualidad; superación personal e introspección.

Háblanos de tu novela
“La voz de los susurros” es una novela contemporánea, de ficción, con toques de Realismo Mágico. En ella reflejo el periplo vital y familiar de mi protagonista -Sofía Santo- a través de su paso por tres escenarios muy distintos: el exotismo y calidez de su Venezuela natal, que funciona como catalizador de los recuerdos familiares; la belleza de Florencia, cuna del romance que inició con su marido, y Toronto, que representa la realidad de su nueva vida. El tiempo, la muerte, la vida, las creencias, el crimen, la culpa y la expiación, pero sobre todo la esperanza y el amor en todas sus facetas, son los temas que se entrecruzan a lo largo de la novela, hasta componer un caleidoscopio de emociones y situaciones reales e imaginarias que llevan a la protagonista a enfrentarse al misterio de la existencia.

Angelina Peraza nació en Venezuela y es ciudadana canadiense desde el 2009. Graduada en Ciencias Económicas de la Universidad del Zulia en Maracaibo, ejerció su profesión por trece años en el área bancaria en Caracas. Su espíritu trotamundos la llevó a recorrer los Estados Unidos y Europa, vivió un tiempo en Escocia y en Inglaterra. Al radicarse en Canadá en el 2005 decidió materializar su pasión por escribir. Es corredora de maratón con participaciones en Chicago y Toronto. Vive en Oakville, Ontario, con su esposo y sus dos hijos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *